sábado, 21 de octubre de 2017

Algunas imágenes de las actividades para escolares de "Sit Tibi Terra Levis"


Os dejamos algunas instantáneas tomadas por nuestro compañero Francis Villacañas de las actividades que realizamos ayer en la segunda edición de Sit tibi terra Levis con los centros escolares.






jueves, 19 de octubre de 2017

El anfiteatro de Obulco, entre los más grandes de Hispania



Con un aforo de más de 10.000 espectadores y un perfecto estado de conservación, el anfiteatro de Obulco, la antigua Porcuna, podría colocarse entre los tres más importantes de toda la península. Solo por debajo en tamaño, como explica, exultante, el alcalde, Miguel Moreno, e iría de la mano del de Mérida, como reconoce el arqueólogo Pablo Casado. El Ayuntamiento, como promotor de las catas arqueológicas, y los investigadores, a pocos días de que finalice la campaña, adelantan su sorpresa con los resultados obtenidos en los últimos meses de trabajo. De hecho, han superado todas las expectativas.

No es extraño así que el alcalde de Porcuna esté convencido de hacer todo lo posible para poner en valor este hallazgo. Su importancia, valora, es de carácter internacional y podrá suponer un atractivo cultural no solo para Porcuna, sino para toda Andalucía y el país. De esta forma, en cuanto acaben las catas —estaba prevista la finalización mañana pero que se retrasará hasta la semana que viene por las lluvias de ayer—, comenzarán a trabajar en una memoria, con presupuesto incluido, para sentarse a hablar con las diferentes administraciones, desde la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía al Gobierno de España. Es un proyecto que, como reconoce, requerirá mucho tiempo y esfuerzos, pero su extraordinario valor, como reflejan los resultados de las primeras investigaciones, lo avalan.

Sin duda, como reconoce el arqueólogo Pablo Casado, sin querer adelantar muchos datos antes de que se elabore la memoria final entre todos los investigadores, la mayor sorpresa llega por su conservación. A pesar de los estudios previos, confiesa, no pensaban que tuviera el nivel comprobado. En cuanto al tamaño, explica que, sin contar el debate y las dudas existentes por las dimensiones del anfiteatro de Córdoba, el de Porcuna, por sus magnitudes, es muy similar al de Mérida, por encima de Tarragona, y por debajo de Itálica. Este sin embargo es más tardío, de la época imperial, frente al de Obulco, del siglo primero antes de Cristo.

HALLAZGO. Fue en febrero de 2015 cuando en el marco de labores de ajardinamiento en una zona de expansión del casco urbano de Porcuna se encontraron restos de anfiteatro, que los expertos situaron entre los de mayores dimensiones del Imperio con un aforo que superaría con mucho los diez mil espectadores. Los investigadores identificaron unos restos pertenecientes a un monumental edificio que, según las investigaciones en curso, pertenecerían al anfiteatro del Municipium Pontificiensis Obulco, que era como se llamaba la ciudad de Porcuna en época romana. Se trata de una sección de varias decenas de metros de la fachada sur del edificio de espectáculos de esta importante ciudad de la romana provincia Bética. Las estructuras de los muros, de impresionante sillería almohadillada, configuran un lateral elíptico donde se alternan los pilares y vanos de la fachada. Los restos evidencian una mínima parte del conjunto que hoy subyace bajo las construcciones actuales. Hay zonas perdidas por expolios cometidos en los últimos cinco siglos.

“Las magnitudes y geometría de los restos hallados hablan de un edificio que supera ampliamente el centenar de metros en el lado mayor de la elipse, situándose entre los de mayores dimensiones del Imperio”, indicaron. Además, por la comparación de las técnicas constructivas, se puede fechar su construcción en los años centrales del siglo I d.C., algo antes de la construcción del mayor de estos edificios, el Anfiteatro Flavio, o Coliseo, de Roma, edificado a partir del año 70 d.C. Ante la posible magnitud del hallazgo, hace ya dos años, el Ayuntamiento encargó un proyecto arqueológico y otro arquitectónico, realizados por el arqueólogo Pablo Casado y el arquitecto experto en patrimonio Pablo Millán, y que fueron remitidos a Cultura, para ejecutar unas catas con la finalidad de conocer el estado de esta gran infraestructura. Comenzaron a principios de verano, con una inversión de unos 100.000 euros realizada por el Ayuntamiento. Ahora, a la espera de sus resultados definitivos, la previsión es más que optimista.

National Geographic:Un posible teatro romano ha sido hallado bajo el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén


Una estructura propia de un teatro romano ha sido excavada bajo ocho hileras de piedra completamente conservadas a unos ocho metros de profundidad en el Muro Occidental o Muro de las Lamentaciones de Jerusalén, según ha revelado hoy la Autoridad de Antigüedades de Israel. El hallazgo, situado concretamente bajo el Arco de Wilson, denominado así por su descubridor Charles William Wilson, confirma los escritos históricos que describen un teatro cerca del Monte del Templo de Jerusalén. Según parece se invirtió mucho esfuerzo en la construcción del teatro, que contenía aproximadamente unos 200 asientos, pero curiosamente fue abandonado antes de ser usado, quizá debido a un suceso histórico como la rebelión de Bar Kojba contra el Imperio romano, también conocida como la segunda guerra judeo-romana.

En las fuentes escritas del período del Segundo Templo, entre el 530 a.C. y el 70 d.C., entre ellas los escritos de Flavio Josefo, y también en fuentes posteriores a la destrucción del Segundo Templo, cuando Jerusalén se convirtió en la colonia romana Aelia Capitolina, se mencionan teatros o estructuras similares a teatros en Jerusalén. "Se trata de una estructura relativamente pequeña en comparación a otros teatros romanos conocidos como el de Cesarea, Bet She'an o Bet Guvrin. Este hecho, sumado a su localización bajo un espacio cubierto, en este caso bajo el Arco de Wilson, nos lleva a sugerir que se trata de una estructura similar a la de un teatro del tipo odeón. En la mayoría de casos semejantes estructuras se usaban para actuaciones acústicas. Otra posibilidad es que fuera una estructura conocida como bouleuterión, el edificio en el que se reunía el consejo municipal, en este caso el consejo de la colonia romana de Aelia Capitolina, en la Jerusalén romana", señalan los excavadores Joe Uziel, Tehillah Lieberman y Avi Solomon.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Acreditaciones fotógrafos para "Sit Tibi Terra Levis"


Aquellos fotógrafos que quieran realizar fotos desde puntos especiales o no habilitados para el público durante los combates de gladiadores o en determinadas actividades.Deben ponerse en contacto con la organización para obtener pase especial como prensa.

Los pases se obtienen escribiendo al correo:certamennovelahistoricaubeda@gmail.com

martes, 17 de octubre de 2017

La Vanguardia:Una monumental fuente romana ‘duerme’ en un sótano a la espera de su restauración


En el sótano de un bloque de pisos de Tarragona se esconde uno de los hallazgos arqueológicos más imponentes de los últimos años: una monumental fuente romana de 17 metros de longitud. La fuente comenzó a emerger a finales de los noventa, a raíz de la urbanización de los terrenos del barrio portuario de Tarraco. El promotor modificó el proyecto del edificio para no dañar la fuente y la tapó de nuevo a la espera de que un día se pudiera visitar. Después de veinte años enterrada y negociaciones fallidas, el Ayuntamiento planea una operación a dos bandas para expropiar al promotor y convertir la fuente en un espacio, por fin, visitable.

“Es una vergüenza y una pena que un monumento de esta envergadura e importancia histórica todavía no pueda verse; esta fuente es una maravilla”, mantiene el arqueólogo Joan Anton Remolà, que dirigió las excavaciones en 1998. El propietario del solar y promotor del edificio, Joan Martorell, invirtió 415.000 euros en su recuperación y los sucesivos cambios del proyecto constructivo del edificio. Martorell descartó levantar dos pisos más y ubicar el aparcamiento del bloque en las primeras plantas –lo habitual en estos casos– y conservó así la titularidad del solar y de los restos arqueológicos.

El edificio se construyó y la fuente volvió a taparse con grava, siguiendo las indicaciones de la comisión de patrimonio de la Generalitat. Y así hasta ahora. Esta semana, el Ayuntamiento aprobó la subasta de dos fincas del polígono comercial de Les Gavarres, en las afueras de la ciudad, para destinar la licitación a la expropiación y adecuación del monumento, conocido como la fuente de los Lleons. La operación no ha estado exenta de críticas y llega tras casi una década de negociaciones frustradas. El año pasado, cuando se había acordado la permuta de los terrenos municipales que saldrán a subasta por los bajos del edificio de Martorell, el grupo municipal de la CUP cuestionó la operación. Adujo que el Ayuntamiento había valorado la finca “por debajo del precio de mercado”. Y tras meses de nuevas conversaciones, finalmente el gobierno municipal ha optado por subastar los dos solares. La CUP ha vuelto a cuestionar esta semana la operación, ahora porque esta no es una prioridad “cuando en la ciudad hay necesidades mucho más importantes”. Ciutadans reiteró que “el precio de salida de subasta es muy bajo”. Pero el concejal de Urbanismo, Josep Maria Milà, respondió que los dos solares en juego se han tasado en tres ocasiones. “Ahora es el momento de invertir para recuperar los restos que se salvaron”.

La Font dels Lleons está en la esquina de las calles Pere Martell e Eivissa, “en la zona del barrio portuario de Tarraco”, recuerda Remolà. Sin embargo, las excavaciones no se hicieron de forma que permitieran una visión de conjunto de la antigua ciudad romana, sino que se ejecutaron solar por solar. Y luego se taparon a la espera de que un día puedan visitarse.

lunes, 16 de octubre de 2017

Programación II edición Sit Tibi Terra Levis


Aquí os dejamos la programación completa de la II edición de Sit Tibi Terra Levis Úbeda.Esperamos que os guste y la disfrutéis.

domingo, 15 de octubre de 2017

El País:150 puntales de la arqueología


“Una piedra, otra piedra, otra piedra, otra, otra, otra... ¡Ahí va, un muro!” Esta broma típica entre arqueólogos dice mucho de lo lento que puede ser el trabajo en una excavación y de que los descubrimientos espectaculares no son frecuentes, hay que tener en cuenta que pequeños restos pueden estar llenos de significado. Pero la exposición que se inaugura este martes en el Museo Arqueológico Nacional (Madrid), El poder del pasado, celebra, como dice su subtítulo, 150 años de arqueología en España y para ello ha reunido piezas excepcionales procedentes de unos setenta museos de todo el país.

Una muestra que se puede recorrer como una selección de 150 joyas o como un paseo por el desarrollo de la arqueología. Desde el solitario anticuario que iba con un equipo poco profesional y decía “picad aquí o picad allí”, a las sofisticadas tecnologías de prospección y de excavación actuales. La evolución del “mucho campo, poco estudio”, al “mucho estudio, poco campo”. Es decir, antes primaba la acumulación de objetos y actualmente el tiempo de trabajo en los yacimientos es muy inferior al que los profesionales pasan estudiando y documentando lo encontrado.

Esta doble lectura la ha tenido en cuenta Juan Pablo Rodríguez Frade, el arquitecto que ha diseñado la muestra y en manos de quien estuvo la renovación del museo para su reapertura en 2014, que ha querido dar entidad a las piezas en sí mismas, pero sin que eso las desconecte del discurso. Un hilo conductor que se ha dividido en tres momentos: los pioneros (desde mediados del siglo XIX a 1912, cuando surge la primera ley de excavaciones); la de consolidación (1912-1960, en estos años ya está consolidada esta materia tanto en museos como en universidades) y, por último, la configuración de la arqueología contemporánea.

El comisario, Gonzalo Ruiz Zapatero, tiene claro que la exposición está hecha desde un punto de vista sesgado, el suyo. Cualquier otro profesional hubiera elegido otra manera y otras piezas y aunque hubieran podido elegir el doble siempre faltarían. Carmen Marcos, subdirectora del museo, explicó que se quedaron con 150 por el simbolismo del número en este año en que se cumple siglo y medio desde que Isabel II firmara el real decreto de fundación del Arqueológico, el 20 de marzo de 1867, una ley que va más allá de esta institución, ya que fue el germen de la creación de la red de museos públicos y de la formación del cuerpo de museos que los “atienden”.

Ruiz Zapatero quiere que el visitante tenga una experiencia del pasado. En el catálogo escribe que lo pretérito “refleja el presente” y eso tan manido, pero cierto, de que para construir el futuro hay que conocer lo que ha ocurrido en épocas anteriores. Ayer sostuvo que las piezas son conectores de experiencias, a través de ellas —ya sean fósiles, obras de arte, leyes, objetos de la vida cotidiana o tesoros de personajes importantes— se entiende la historia, las civilizaciones construidas gracias a la diversidad y la mezcla de factores.

Qué mejor vivencia de la Hispania romana que encontrarse al entrar en la exposición con una imponente y colosal estatua de Trajano en actitud heroica. Esta pieza fue descubierta en 1788 en Itálica, lugar natal del emperador, y es el hallazgo más antiguo de los que se exponen. Evidentemente, no es la pieza más antigua, esa puede ser el pie Prometeo, encontrado en Atapuerca y que data de 500.000 años antes de Cristo, unos restos insólitos ya que reconstruyen casi al completo el pie de un homo heidelbergensis y ofrece datos sobre la anatomía y la forma de caminar de esta especie.

De este calibre son las piezas que se pueden ver en El poder del pasado. “Trozos de historia que nos pertenecen a todos”, dice de manera coloquial el comisario. Una oportunidad única por la calidad de las obras y porque difícilmente se podrá volver a juntar ese conjunto. Excepcional es que se vean dos piezas de oro del tesoro del Carambolo, un collar y un pectoral tartésicos del Museo Arqueológico de Sevilla, donde no se expone por motivos de seguridad. Tales son los rigurosísimos requerimientos que se han solicitado para estas piezas que se ha firmado un contrato de préstamo diferente del resto de las obras, debido a la cantidad de especificaciones.

Significativa es la escultura que cierra el recorrido: una figura mutilada del siglo XII, hallada el pasado año en la torre Sur de la fachada del Obradoiro de la catedral de Santiago de Compostela, usada hasta su descubrimiento como material de relleno de la edificación. Es la primera vez que se expone y es un elemento clave que muestra que la arqueología no es un asunto del pasado, si no que tiene futuro y que aún hay muchos hallazgos que esperan ver la luz.