martes, 19 de septiembre de 2017

National Geographic:Un mosaico romano con representaciones de Hércules y Cupido sale a la luz en Inglaterra


Unas excavaciones arqueológicas realizadas este año en Boxford, al oeste de Londres, han ido revelando unos hallazgos romanos cada vez más espectaculares: un brazalete de niño y unas monedas, cerámica y una baldosa con la huella de un animal, los restos de una villa, un probable granero y una piscina pequeña. Y, sobre todo, un magnífico mosaico de más de seis metros de longitud y decorado con personajes y criaturas de la mitología griega, según explica Cotswold Archaeology.

"El propietario del mosaico quería proyectar una imagen de persona cultivada, alguien familiarizado con la mitología clásica y con una elevada cultura romana, a pesar de que su villa era de tamaño relativamente modesto y estaba en una parte remota del Imperio romano", afirma Neil Holbrook, un experto de Cotswold Archaeology.

Anthony Beeson, otro experto en temas romanos, sugiere que la escena lateral debería de ser interpretada como el héroe Belerofonte (quien montó al caballo alado Pegaso y mató en vuelo a la Quimera, un monstruo híbrido con cuerpo de león, cabra y serpiente) en la corte de Yóbates o de Proteo, el primero el rey de Licia y el segundo el anciano dios del mar. Otras figuras que aparecen en el mosaico posiblemente incluyen a Hércules luchando contra un centauro, Cupido con una guirnalda y representaciones de Telamón en las esquinas, que parecen sostener el panel central.

lunes, 18 de septiembre de 2017

La Vanguardia:El Gran Museo Egipcio desvelará los secretos de los antiguos faraones


Han pasado más de 4.000 años desde que los grandes faraones gobernaron un país fascinante a orillas del Nilo. Avanzados a su tiempo eran conocedores de cálculos matemáticos precisos con los que realizaban grandes construcciones; conocían técnicas mortuorias para preservar los cuerpos del paso del tiempo; poseían conocimientos superiores de anatomía y medicina que han llegado a nuestros días,... en muchos aspectos, el antiguo Egipto sigue siendo un enigma.

Dejaron un gran legado: templos, pirámides, esfinges... con pinturas y objetos que permitieron conocer los pequeños detalles de la vida diaria. En 1902, ubicado en la famosa plaza Tahrir, y considerado una joya arquitectónica de principios del siglo XX, abrió sus puertas el museo Egipcio del Cairo para mostrar al público parte de la historia antigua.

El recinto se creó con la intención de albergar 12.000 objetos, pero gracias a las expediciones arqueológicas su colección superó las 150.000 piezas, incluyendo más de una docena de momias reales, algo imposible de mostrar al público en tan poco espacio.

La sobresaturación hizo cada vez más urgente la necesidad de contar con un nuevo espacio, y por este motivo, el próximo año, se inaugurará el Gran Museo Egipcio del Cairo (GEM) donde se exhibirá una colección de aproximadamente 100.000 objetos.

El nuevo museo
El museo está actualmente en construcción y se prevé su inauguración parcial a mediados de 2018. Situado en el borde de la primera meseta del desierto, a 50 metros sobre el nivel del río Nilo, entre la ciudad del Cairo y las pirámides antiguas que están a dos kilómetros, ocupa un terreno de unas 50 hectáreas.

Diseñado por Heneghan Peng Architects, el edificio tiene forma de triángulo biselado y la fachada está hecha con piedra translúcida de alabastro que se transformará durante el día.

El área de exhibición será de 93.000 metros cuadrados, divididos en tres grandes galerías de paredes acristaladas con vistas a las pirámides, y la entrada estará presidida por la estatua de Ramsés II.

El edificio abarcará no sólo el espacio de exposición sino también salas de almacenamiento y archivos, un centro de conferencias y un museo para niños, restaurantes, cafés y edificios auxiliares y un jardín botánico inspirado en la época de los faraones.

Lo nunca visto
El Gran Museo mostrará más de 4.500 piezas del ajuar funerario de Neb-jeperu-Ra Tut-anj-Amón, dos tercios de ellas por primera vez desde que el egiptólogo Howard Carter descubriera la tumba del faraón conocido como Tutankamón.

Oculto entre los barrancos del desierto, al oeste del Nilo, el valle de los Reyes alberga las tumbas de Tutankamón y su familia real. Como no fue un faraón notable ni reconocido, y junto al tamaño relativamente pequeño de su tumba, esto hizo que cayera en el olvido y el mausoleo, protegido de los saqueadores, permaneció intacto hasta su descubrimiento.

El rey niño gobernó entre 1336 y 1327 a. C. (final de la dinastía XVIII), y murió con 19 años de edad, se cree de una infección en la pierna. Como era tradición fue enterrado con sus tesoros más valiosos y mucha comida para su otra vida, con la gran suerte de que el ajuar funerario se mantuvo oculto hasta que fue descubierto en 1922.

En el nuevo museo se pretende mostrar el estilo de vida del monarca en la antigua Tebas (Luxor): ropa, calzado, comida, bebida, ocio… no sólo como soberano, sino como hombre. Un reclamo para atraer el interés de turistas y estudiosos de todo el mundo.

domingo, 17 de septiembre de 2017

ABC:Hallan un colgante de oro de época fenicia en Mazarrón


Investigadores de la Universidad de Murcia (UMU) han hallado en Mazarrón un colgante de oro de época fenicia que demuestra que en la zona hubo no solo rutas comerciales, sino también asentamientos con población aristócrata.

El hallazgo de esa pieza, de unos dos centímetros de longitud y forma de flecha, se ha producido en el tercer curso de arqueología subacuática que la UMU organiza en la localidad costera en colaboración con su Concejalía de Patrimonio Histórico.

En un comunicado, su coordinador, Juan Pinedo, ha explicado que el colgante es muy similar a otro encontrado en la necrópolis fenicia de Trayamar, en Vélez-Málaga, fechado en el 620 antes de nuestra era. La pieza se encontró en una prospección subacuática en la Isla de Adentro, en el entorno de la playa de La Isla, de Puerto de Mazarrón.

Según Pinedo, este colgante lleva a pensar que la zona no fue solo un lugar de paso para los comerciantes fenicios, sino que estos pudieron estar asentados en la zona y contar con un puerto propio. «Se trata de un salto cualitativo, pues a las piezas ya habituales, como ánforas, platos y vasijas, que hablan del comercio marítimo, se suma ahora este hallazgo que hace ver que estaríamos ante un asentamiento con residencia de aristócratas de la época», ha indicado.

La alcaldesa de la localidad, Alicia Jiménez, ha mostrado su satisfacción por este hallazgo y recordado que en el mismo entorno de la playa de La Isla se encontraron también dos barcos fenicios del siglo VII antes de nuestra era.

Uno de ellos, que aún está ubicado en el lugar en el que fue encontrado a la espera de poder ser extraído con garantías para su conservación, está considerado el barco más antiguo que se conserva completo, por lo que está declarado Bien de Interés Cultural.

sábado, 16 de septiembre de 2017

National Geographic:Desentierran objetos abandonados de la caballería romana junto al Muro de Adriano


La fructífera campaña arqueológica efectuada estas últimas semanas en el fuerte romano de Vindolanda, en el norte de Inglaterra y junto a la Muralla de Adriano, ha sacado a la luz varios objetos que fueron abandonados en un cuartel de caballería romana: una espada de hierro conservada en su vaina de madera y con la punta torcida, otra espada sin empuñadura, pomo ni vaina, pero con la hoja entera, incluida la espiga. Los arqueólogos también han desenterrado dos pequeñas espadas de madera de juguete y armas de la caballería romana como lanzas, puntas de flecha y restos de una balista, un arma de asedio que disparaba proyectiles. Los objetos fueron abandonados en el suelo, en diferentes espacios del cuartel de caballería, puede que debido a la precipitada huida de la guarnición romana, según informó el domingo The Vindolanda Trust.

Los espacios abandonados corresponden a establos para los caballos, alojamientos para los soldados, además de hornos y hogares para hacer fuego. Algunos objetos se han conservado de forma excepcional, por ejemplo piezas de aleación de cobre para ajustar la montura del caballo o procedentes del arnés. Alrededor del año 120 d.C., la guarnición de Vindolanda estaba formada por una combinación de soldados de los confines del Imperio romano, entre ellos un destacamento de caballería del norte de la actual España, conocidos como los várdulos. Los nuevos hallazgos datan de una época rebelión y guerra, antes de la construcción del Muro de Adriano en el año 122 d.C.

viernes, 15 de septiembre de 2017

La segunda edición de “Sit Tibi Terra Levis” más cerca en el calendario otoñal


Desde la organización del Certamen Internacional de Novela Histórica “Ciudad de Úbeda”se están realizando todos los preparativos para la sexta edición de la gran cita literaria de noviembre y también para “Sit Tibi Terra Levis”, antesala de la misma.

“Sit Tibi Terra Levis”,  jornadas de recreación y reconstrucción histórica sobre el mundo antiguo, ya celebraron su primera edición el pasado año 2016. Vuelven de nuevo con una programación que abarca los días desde el 19 al 22 de octubre,para dar a conocer de una manera didáctica y amena nuestro pasado.

En la anterior edición las exhibiciones,charlas,exposición y demás actividades realizadas congregaron a 4.000 personas y recibieron una valoración muy positiva.Una vez más, con el apoyo del Museo Arqueológico de Úbeda y el Ayuntamiento de la ciudad, sus preparativos están en marcha.


¡Muy atentos a lo que viene!

jueves, 14 de septiembre de 2017

ABC:Egipto anunciará el descubrimiento de nuevas tumbas «en los próximos días»


«Vamos a anunciar el descubrimiento de nuevas tumbas en los próximos días», asegura con cierto misterio el director del Departamento de Antigüedades local, Mustafa Waziri. En un intento de volver a atraer a los visitantes extranjeros, Egipto ha dado a conocer en las últimas fechas el hallazgo de nuevas tumbas faraónicas en la ciudad monumental de Luxor y está restaurando otros monumentos.

En una entrevista, el arqueólogo explica que la apertura de nuevos sepulcros y atracciones «anima a volver a los turistas que han visitado Luxor anteriormente». Precisamente, Waziri prepara con el Gobierno provincial de Luxor la temporada turística invernal, que es la de mayor afluencia en el valle del Nilo, debido a las altas temperaturas en verano.

«Nuestro papel no es activar el turismo, ese es el trabajo del Ministerio de Turismo», destaca el arqueólogo, pero desde su departamento apoyan el sector con la apertura de nuevas zonas arqueológicas, tumbas y otros monumentos.

El pasado sábado, el ministro de Antigüedades egipcio, Jaled al Anani, acompañado de Waziri, anunció en Luxor el descubrimiento de la tumba de Amenemhat, un orfebre del dios Amon que vivió en la dinastía faraónica XVIII y cuyo sepulcro escondía piezas de uno de los templos de ese dios.

Además, el pasado abril una misión de arqueólogos egipcios descubrió una tumba casi intacta de un alcalde de la antigua Luxor (Tebas), llamado Ausrihat, de la misma dinastía del orfebre (1.550-1.295 a.C.), en la que había ocho momias.

Estos anuncios -que las autoridades egipcias suelen hacer a bombo y platillo- «ayudan a revivir el turismo», destaca Waziri, que promete que la tumba de Amenemhat no va a ser el último descubrimiento de la temporada.

Obras en los templos de Luxor y Karnak
El Departamento de Waziri está restaurando los templos de Luxor y Karnak, los más majestuosos de la ciudad, y en ese último complejo arquitectónico se está renovando una sala donde hay estatuas del faraón Tutmosis III, también de la dinastía XVIII.

Además, en Karnak el equipo de arqueólogos egipcios está quitando el cemento con el que fueron restaurados en los años 70 la sala de Ajmenu y el Templo de las Fiestas de Tutmosis III, para sustituirlos con materiales modernos como cal y arena, explica Waziri.

En el Valle de los Reyes, la mayor necrópolis de Egipto, que contiene hasta 64 tumbas de faraones, los restauradores están iluminando seis de ellas y se disponen a reabrir al público el sepulcro de Ramsés III, de la dinastía XX (1.186 - 1.069 a.C.).

El principal objetivo son «los turistas repetidores», esto es, los apasionados de la egiptología que regresan al país «para ver algo nuevo», dice Waziri.

El director de Antigüedades de Luxor, que es además el jefe de la misión egipcia que descubrió las tumbas de Ausrihat y Amenemhat, destaca que en esta última había conos funerarios en los que están escritos nombres de faraones, cuyas tumbas aún no han sido desenterradas. Esto alienta a Waziri y a su equipo a seguir trabajando para revelar nuevos misterios de los antiguos egipcios y, al mismo tiempo, intentar apoyar la maltrecha economía de sus descendientes.

El turismo era uno de los principales sectores económicos de Egipto y representaba en torno al 11,3 % del Producto Interior Bruto y la cuarta parte de las divisas que entraban en el país antes de la revolución de 2011. La violencia e inestabilidad política en los años que siguieron a la revuelta popular espantaron a los 14,7 millones de turistas que visitaron el país en 2010, marcando una cifra récord.

El año pasado, 4,5 millones de personas visitaron Egipto, atraídas principalmente por las maravillas faraónicas y las paradisíacas playas del mar Rojo, menos golpeadas por la crisis que las zonas arqueológicas situadas en el valle del Nilo y El Cairo.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

ABC:Hallan en Grecia una de las mayores tumbas de la civilización micénica


Arqueólogos griegos y británicos han hallado una de las más grandes y mejor conservadas tumbas de la civilización micénica cerca de la ciudad de Livadiá, a unos 138 kilómetros al norte de Atenas, anunció ayer el Ministerio de Cultura heleno.

La tumba data de la mitad del siglo XIV antes de Cristo, es la novena más grande de las 4.000 del periodo micénico halladas en los últimos 150 años y está situada en las proximidades de la antigua ciudad de Orcómeno, una de las más poderosas de aquel periodo.

Consta de una roca tallada, con un corredor de 20 metros de largo que conduce a una cámara sepulcral de 42 metros cuadrados.

El techo de esta cámara, que inicialmente estaba a una altura de 3,50 metros, se derrumbó en la antigüedad y cubrió los restos del hombre sepultado y de sus ajuares funerarios, lo que los protegió de los habituales saqueos de yacimientos arqueológicos.

El esqueleto hallado en el centro de la cámara pertenecía a un hombre de entre 40 y 50 años y por el tipo de piezas que le rodean, se deduce que era un guerrero.

Junto al difunto los arqueólogos hallaron partes de bridas de caballo, fragmentos de arcos, varias flechas, un anillo de sellar y joyas de estaño, lo que indica que pertenecía a la nobleza de Orcómeno.

Uno de los grandes valores de este hallazgo es que se trata de una tumba colmena hecha para una sola persona y que la gran riqueza de las piezas bien conservadas permitirá a los arqueólogos tener una idea más clara de las costumbres funerarias que regían en aquel periodo de la civilización micénica.

Además se trata de la segunda vez que se hayan joyas en la tumba de un guerrero. La primera fue en el espectacular descubrimiento, en 2015, en Pilos (sur de la península del Peloponeso) del sepulcro de un guerrero de la Edad de Bronce, repleto de joyas, con más de un millar de piezas de ajuar.

Hasta ahora se creía que las joyas solo formaban parte del ajuar funerario de las mujeres.

Las excavaciones en la tumba de Orcómeno comenzaron este año y durarán previsiblemente hasta 2021, indicó el ministerio.

martes, 12 de septiembre de 2017

ABC:Las termas romanas de Carmona se ganan ser visitables


La relevancia de lo descubierto que permite hacer comprensible todo un conjunto termal de época romana y la promesa de nuevos hallazgos ha conseguido que el yacimiento de la Plaza de Julián Besteiro en Carmona se contemple ya como un nuevo elemento patrimonial de Carmona que convertir en visitable.

La excavación se inició como actuación previa para la construcción de un aparcamiento en el casco histórico y se ha acometido en años sucesivos como aula práctica de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona. En sucesivas campañas bajo la dirección del arqueólogo municipal Juan Manuel Román, ha ido creciendo hasta que la entidad adquirida hace que se haya descartado la idea del aparcamiento y sustituido por la creación de un espacio que pueda ser visitable y sume un aliciente turístico y cultural más a la ciudad. Aunque está por definir la fórmula ya que queda parte por excavar, pero la idea del Ayuntamiento pasa por su conservación y puesta en valor.

Y es que ya puede hablarse de uno de los mejores conjuntos de termas romanas de Andalucía, y con un grado de conservación notable. En esta parcela puede verse la estructura casi completa de unas termas públicas de época de Augusto, construidas alrededor del cambio de era, época de esplendor de Carmona y momento  en el que la ciudad logra el estatus de municipio. Fue el resultado de su apoyo a Julio César en la guerra civil con Pompeyo, que finalmente ganó el primero.

La ciudad crece entonces, ocupa nuevas zonas y requiere nuevas infraestructuras. Una de ellas unas termas, las segundas públicas de la ciudad, puesto que ya existían otras en lo que hoy es la calle Pozo Nuevo, que ya fueron excavadas y que aportaron interesantes mosaicos. Se realizó entonces en el nuevo sector de la ciudad un edificio de bastante entidad cuya estructura es perfectamente visible. Hay tres piscinas de agua  fría, cada una de un tamaño. De ellas se conserva en perfecto estado el recubrimiento de mortero, tan bien hecho que aún hoy funciona para evitar fugas de agua como se evidencia en caso de lluvia.

Se localiza la ubicación de la piscina de agua templada y de otra de agua caliente. Estas últimas se hundieron, pero si se conserva el hipocaustum que estaba bajo ellas y en el que se hacía el fuego para calentar el  agua de su interior. Se mantiene en pie incluso uno de los arcos que las sostenían y son visibles los restos de carbones y material quemado. Las termas tenían también su distribuidor con unos huecos que posiblemente fueran taquillas para dejar la ropa y una sala contigua que podría ser una palestra para hacer ejercicio o un lugar para socializar. En ella se conservó milagrosamente un resto de pintura mural con varios colores y lo que parece ser un delfín, que ha sido retirado y llevado al Museo de Carmona.

Pero además y en particular en la última campaña se ha encontrado lo que todo indica que se trataría del sistema de suministro de agua para la instalación. Han aparecido pozos que llegan hasta las minas de agua subterránea que cruzaban la ciudad. Esto supone conectar las termas con otro descubrimiento importante. Desde hace unos meses se trabaja en el subsuelo de Carmona para conocer el sistema de galerías de agua que abastecían la ciudad. Cada vez que hay una exploración, crece la entidad y las ramificaciones. Es una auténtica mina de agua que ahora adquiere confirmación de su antigüedad al menos hasta época romana y evidencia de uso como una red de agua corriente para las casas y los edificios públicos de la ciudad como  ocurre por ejemplo en las termas.

La excavación tiene aún más que aportar. Está prevista una próxima fase en un solar aledaño, ahora desocupado, donde todo indica que aparecerán más restos. Por lo pronto parte de una de las piscinas de agua fría que tiene su desarrollo bajo él. En los últimos días de la excavación de este año  aparecieron también algunas teselas sueltas de mosaicos. Evidencian que debieron usarse en la decoración de lo descubierto por ahora, pero se han perdido. Puede que la parte por excavar haya alguna sorpresa en este sentido al estar en un punto donde el grado de conservación podría ser mejor al estar más cerca de la superficie, lo que en este caso supone que haya sufrido menos en los sucesivos aterrazamientos y rellenos realizados en la zona a lo largo de la historia. La intención es que para los meses de octubre o noviembre pueda iniciarse la nueva campaña.

El solar es tan rico que no sólo hay restos romanos, sino que contempla una secuencia completa hasta el siglo XVII. En la última campaña se ha producido un hallazgo interesante posterior a Roma. Se trata de tres silos para el almacenamiento de grano. Tres construcciones excavadas en la piedra del alcor con forma de campana y con una boca circular donde posiblemente se almacenara el grano destinado a las siguientes cosechas. Son de época medieval islámica y posiblemente se sellaran y dejaran de usarse en periodo  almohade. También han aparecido restos de cerámica que puede darse entre los siglos IV-V de nuestra era y que resultan muy interesantes ya que se trata de un periodo en el que parece que la ciudad sufrió un notable despoblamiento por lo que hay escasos restos.

La secuencia se completa con restos de viviendas mudéjares del siglo XVI y con los del convento del que han aparecido cimientos, un gran aljibe y pozos ciegos. En uno de ellos con ajuares de cocina completos que bien pueden responder a la costumbre de dejar de usar todos los bienes de un monje cuando fallecía. Y el inquietante hallazgos de los huesos de ocho o diez niños de entre dos y tres años, que más allá de leyendas, parecen corresponderse con algún episodio de epidemia que causara una gran mortalidad infantil.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Aparecen restos de una villa romana del siglo II cerca de Ribaforada


 El Ayuntamiento de Ribaforada y la Sección de Arqueología del Gobierno de Navarra han promovido una intervención arqueológica dirigida por los arqueólogos Juan José Bienes Calvo y Óscar Sola Torres, y con la colaboración de Aitor Alzueta Chivite, que ha permitido sacar a la luz restos de un hipocausto perteneciente a una Villa Romana fechada entre el siglo II-III después de Cristo.

El hipocausto era el sistema romano de calefacción que consistía en una boca de horno u hogar donde se introducía el combustible (leña, otros) que servía para generar un foco de calor que era conducido a la cámara subterránea por la que circulada el aire caliente que permitía calentar el suelo de la habitación.

Los restos localizados en Ribaforada se corresponden con este sistema de calefacción. La intervención ha consistido en la realización de un sondeo de 4 metros de largo por 4 metros de ancho, que ha deparado la localización de un pasillo que comunicaba el hogar con el interior del hipocausto, y 16 pilastras realizadas por ladrillos circulares y cuadrados. La función de las pilastras era sostener las placas que componían el suelo de la estancia, y de las que se han localizado fragmentos muy parciales. Las pilastras se apoyan sobre un pavimento de argamasa de gran factura. De los restos conservan una altura de 60-70 centímetros, lo que supone un buen nivel de conservación.

El descubrimiento se produjo por la comunicación del vecino de Ribaforada, Aitor Alzueta, que tras apreciar la aparición en superficie de unas pilastras circulares se puso en contacto con representantes del Ayuntamiento de Ribaforada para dar información y aviso de los mismos. En dicha zona ya se tenía constancia de aparición de restos de cerámica romana, lo que hacía pensar que existía en la zona algún tipo de asentamiento.

Los restos se localizan en la terraza que delimita el casco urbano con el canal Imperial de Aragón y la vega del río Ebro. Situados en un espacio de terreno libre de construcciones, que sirve de espacio verde ocupado por pinos de repoblación.

PONER EN VALOR 

El Ayuntamiento de Ribaforada mostró ayer su satisfacción por la intervención realizada, “y que se hayan descubierto la ubicación de una Villa Romana en la localidad, confirmando la presencia ya en el siglo II de habitantes en nuestro termino municipal”. Asimismo, el alcalde mostró su disposición, una vez estudiados y catalogados los restos encontrados, a seguir con la excavación, consolidando y poniendo en valor el patrimonio encontrado, que forma parte de la historia de sus orígenes como pueblo. “Lo que hemos localizado ahora se trata de una de las estancias de la Villa Romana, pero es posible, que al igual que en otras construcciones de este tipo de la zona, se encuentren otras dependencias que todavía estén en buen estado de conservación, de ahí la intención de seguir con los trabajos”, afirmó el alcalde Jesús Mª Rodríguez.

domingo, 10 de septiembre de 2017

ABC:Nuevos frutos en la necrópolis faraónica de Dra Abu el Naga


Más de cinco meses de trabajos bajo el sol del verano egipcio y superando los rigores del mes de ayuno musulmán del Ramadán han dado sus frutos para el equipo de arqueólogos egipcios que excavaban en la necrópolis de Dra Abu El Naga, en la orilla oeste del Nilo y vecina de otras conocidas necrópolis faraónicas como Deir el Bahari o el Valle de los Reyes.

Según ha anunciado la mañana del sábado desde el mismo Luxor el ministro de Antigüedades egipcio, Jaled El Anany, la misión arqueológica egipcia se ha adentrado en una tumba del Reino Nuevo hasta el momento desconocida y que ha conservado grandes riquezas funerarias, así como varias momias.

«Se trata de una tumba de un orfebre, datada hacia la dinastía XVII (entre 1550 y 1295 a. C.), y reutilizada más tarde al comienzo del Periodo Tardío. Dentro hemos encontrado un gran número de objetos de la colección funeraria (...); se trata de un importante descubrimiento científico», ha declarado el El Anany en rueda de prensa en Luxor.

Dentro de la tumba, de un tamaño tan estrecho que se ha solicitado a los periodistas que entren sólo en grupos de dos, la expedición arqueológica encontró una gran colección de vasijas de barro y otras piezas de arcilla, momias, cuatro sarcófagos decorados, cerca de 150 estatuas rituales (ushabti) y doradas máscaras funerarias.

Dos estatuas de piedra arenisca
Dos estatuas de piedra arenisca parcialmente dañadas han permitido la identificación del honrado, un orfebre del dios Amón con el nombre de Amenemhat. Una de las estatuas representa a Amenemhat sentado en una gran silla de amplio respaldo junto a su mujer, ataviada con un largo vestido y una peluca, común en las mujeres de posición desahogada en la época. Entre sus piernas aparece tallado, en una escala menor, uno de los hijos del matrimonio, llamado Neb Nefir.

La entrada a la tumba del orfebre -que comparte patio exterior con un complejo funerario descubierto y anunciado el pasado abril, y se coloca entre las ya documentadas TT148 y TT300 de la necrópolis de Dra Abu el Naga-, conduce hasta una cámara cuadrada, con un nicho en la pared opuesta (dirección norte) y dos habitaciones adyacentes, una a la derecha, de unos siete metros de profundidad y construido para albergar –según las hipótesis de los egiptólogos- la momia de Amenemhat y su mujer. En una segunda cámara se han encontrado varios sarcófagos de las dinastías XXI y XXII que no han logrado conservarse en buen estado.

Una familia en un pozo funerario
Además de la tumba de Amenemhat, en el patio delantero, se ha encontrado un pozo funerario que «probablemente se remonte al Reino Medio (c. 2000 - 1800 a. C.)», según las primeras hipótesis desveladas este sábado en Luxor por el director de la excavación y del departamento de Antigüedades en la provincia sureña, Mustafa Waziri. Se trata de un enterramiento familiar: en el interior de dos sarcófagos de madera se han encontrado los restos de una mujer y dos de sus hijos. La mujer respondería al nombre de Amun el Hat, «que para mí sonaba masculino, de hombre, pero encontramos inscripciones que la identificaban como "la dama de la casa"», ha bromeado Waziri a los periodistas.

La mujer habría muerto alrededor de los 50 años y sufría de varias enfermedades, según ha detallado la egiptóloga Sherine Ahmed Shawqi, especializada en el estudio antropológico de restos óseos humanos. Los primeros estudios de la momia de la mujer encontrada en Dra Abu el Naga apuntan a que sufría de caries que le provocaron infecciones y abscesos en la mandíbula. «Esta mujer probablemente hubo de lamentarse extensamente (por el dolor), ya que el tamaño de su forúnculo es anormalmente grande», ha señalado. El segundo sarcófago lo comparten dos de sus hijos, de entre 20 y 30 años, cuyas momias están «en muy buen estado de conservación».

Pistas para nuevos descubrimientos
Pero quizá el descubrimiento más prometedor sea el de cincuenta conos funerarios, una suerte de sellos de arcilla con jeroglíficos estampados colocados a la entrada de las capillas de las tumbas, cuarenta de los cuales apuntan a la presencia de otras cuatro tumbas todavía por descubrir perteneciente a funcionarios de la dinastía XVIII. Los nombres estampados en los conos son de oficiales como Maati, Bengy, Rourou y el visir Ptahmes. «Si seguimos excavando, encontraremos cuatro nuevas tumbas, inshallah (si dios quiere)», ha apuntado Waziri, quien en declaraciones anteriores había insistido en la «riqueza» del complejo funerario anunciado este sábado, «mayor y más histórico» que el complejo funerario del juez y magistrado tebano Userhat (anunciado a bombo y platillo en abril pasado).

«El trabajo no ha terminado todavía, creo que el mes que viene anunciaremos un nuevo descubrimiento también dentro de esta tumba», ha adelantado por su parte el ministro El Anany. «Este será año de las excavaciones, de los descubrimientos», ha concluido Waziri, que como el Ministerio de Antigüedades egipcio ve en Dra Abu el Naga el escenario de nuevos descubrimientos en el extenso campo de la egiptología.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Investigadores de la UCA descubren dos fábricas salazoneras romanas en Baelo Claudia


Investigadores del grupo de investigación HUM-440 de la Universidad de Cádiz y del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia de la Junta de Andalucía descubren dos fábricas salazoneras romanas completas en un excelente estado de conservación en Baelo Claudia. Es la primera vez que se han podido documentar en todo el Mundo Antiguo restos orgánicos de atún en salazón (denominado salsamentum por los romanos), gracias al hallazgo de pieles en el interior de algunas piletas.

En agosto ha terminado la campaña arqueológica del proyecto general de investigación Economía marítima y actividades haliéuticas en Baelo Claudia, dirigido por el profesor Darío Bernal Casasola, del área de Arqueología de la Universidad de Cádiz. Tras más de un mes de excavaciones, se ha finalizado el estudio en el barrio pesquero-conservero de la ciudad hispanorromana de Baelo Claudia, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del Mediterráneo occidental.

Los hallazgos han sido “espectaculares”, según sus promotores, y se enmarcan en el Conjunto Industrial XI y XII, desconocido hasta el inicio de este último trabajo, donde se han aplicado los métodos más precisos de excavación y estudio, de cara a la reconstrucción del tipo de alimentos allí fabricados entre el siglo I y el siglo V d.C. Se trata de una investigación interdisciplinar, aún poco frecuente en el ámbito de las Humanidades, a través de la cual se han realizado análisis arqueológicos (excavación microespacial), arqueozoológicos (estudio de los huesos de peces aparecidos), palinológicos (análisis de los restos de polen) y arqueométricos (análisis químico de residuos orgánicos, entre otros).

Asimismo, se ha estudiado el Garum (salsa derivada de la fermentación del pescado en medio salino), a través de residuos de su fabricación, intactos aún, en la base de algunas ánforas.

El estudio de los huesos de atunes de una fosa ha permitido reconstruir el sistema de despiece selectivo de estos grandes animales, muy similar al “ronqueo” que actualmente se sigue realizando, de manera perfeccionista, en las almadrabas del estrecho de Gibraltar. Y han aparecido también aparejos de pesca y herramientas de hierro relacionadas con el despiece y fileteado de estos grandes migradores. Actualmente, se está trabajando con el profesor Víctor Palacios del área de Tecnología de los Alimentos de la UCA en la recuperación del Garum de Baelo Claudia, a través de la reproducción experimental de los procesos alimenticios tal y como se ha conocido gracias a las excavaciones arqueológicas.

Dichos hallazgos “son sumamente relevantes ya que debido a su naturaleza orgánica no se suelen conservar en el registro arqueológico, tratándose de un unicum y convirtiendo a Baelo Claudia en uno de los lugares más importantes en el mundo para el conocimiento de la pesca y la industria conservera de época romana, base de las tradiciones artesanales que se han mantenido en el estrecho de Gibraltar hasta hace escasas generaciones”, según el profesor Bernal.

Estos trabajos de campo se realizan en colaboración con el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia y están autorizados por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía con la financiación al proyecto GARVM II del MINECO (HAR2016-78691P), codirigido por los profesores Darío Bernal y Víctor Palacios.

viernes, 8 de septiembre de 2017

La Vanguardia:Aparece una necrópolis romana al lado de la Atlàntida de Sitges


Lo que ahora es una pequeña y apartada playa natural de Sitges, al lado de la antigua discoteca L’ Atlàntida, había sido una necrópolis romana. La playa de las Coves de lo que algunos defienden ¬sin pruebas– que fue la Blanca Subur había sido un lugar donde se ­hicieron entierros romanos durante al menos tres siglos. Así lo ha revelado el análisis de dientes de dos de los tres individuos que un temporal desen­terró a finales de enero pasado. Los dientes han sido sometidos a la prueba del carbono 14 en el laboratorio ­Beta Analytic de Miami, gracias a la ayuda económica de una funeraria. El estudio, presentado ayer tarde, ha permitido descubrir “la continuidad evidente en el uso de este espacio litoral como zona de entierro”, según el arqueólogo Joan Garcia Targa.

Teniendo en cuenta los límites antiguo y moderno de las dataciones hechas, estas se extienden entre el año 50 y 385 de nuestra era. Los investigadores afirman que “considerando que la línea costera en época romana estaba 150 metros más lejos que en la actualidad, se puede presentar como hipótesis la posibilidad de que se puedan documentar otros entierros cerca de los recuperados en febrero de este año”. Por lo tanto, es posible también, según los arqueólogos, que el parking asociado a la macrodiscoteca L’ Atlàntida, que tomó el nombre de la isla o continente mitológico hundido bajo las aguas 9.000 años antes de la Grecia clásica, forme parte de un área de entierro más extensa o bien de espacios habitados a los que estarían asociados los entierros.

Maria Ángeles Matías, enfermera y aficionada a la arqueología, localizó fortuitamente mientras paseaba la necrópolis en la playa de las Coves, y después de notificarlo empezaron los trámites para poder hacer las excavaciones en la zona. La intervención se efectuó el 9 de febrero y durante este proceso se recuperaron restos óseos de tres personas: un hombre adulto, una mujer joven y un bebé de pocas semanas. El arqueólogo Joan Garcia Targa y la antropóloga física Núria Armentano (los dos de la empresa Àtics) dirigieron la excavación. El equipo lo completó Marc Clavaguera, topógrafo que efectuó un plano detallado, la arqueóloga Sofia Aldeco Cobo y los colaboradores María Ángeles Matías, Antoni Franco y Josep Carbonell Vidallet.

Los restos excavados corresponden a tres entierros individuales, de los que se han recuperado los huesos sólo de forma parcial. Uno de los esqueletos corresponde a un hombre de 30 a 35 años de edad, de constitución robusta y corta próxima a 1,65 metros. Este esqueleto presenta una lesión traumática consolidada en la clavícula izquierda y alteraciones articulares en el esqueleto vertebral dorsal, con calcificación de las ligamentos.

Los restos de los otros esqueletos corresponden a dos individuos no adultos: unos restos son compatibles con los de una chica de unos 15 años, y los otros con los de un bebé, de menos de seis meses de vida. Los restos esqueléticos de estos dos individuos no presentan anomalías ni patologías. Más allá del hecho de hallarse enterrados cerca, no hay evidencias que permitan relacionar familiarmente a estos tres individuos. Su hallazgo es indicativo de un posible cementerio o zona de necrópolis más amplia, de la que sólo se han recuperado los restos de ests tres personas.

jueves, 7 de septiembre de 2017

ABC:Hallan en Túnez la ciudad romana de Néapolis que quedó sumergida por un tsunami


Una misión italotunecina ha hallado en Nabeul (Túnez) restos de la antigua ciudad romana de Néapolis que se extienden sobre 20 hectáreas bajo el mar y que confirman, según los arqueólogos, que un tsunami engulló una parte de la urbe en el siglo IV.

«Es un gran descubrimiento» porque corrobora los relatos de la Antigüedad, explica Mounir Fantar, director de la misión arqueológica. El equipo tiene ahora «la certeza de que Néapolis sufrió un seísmo» que data del 21 de julio del año 365 después de Cristo, según el relato del soldado e historiador Amiano Marcelino, y que golpeó con dureza Alejandría y Creta.

Un equipo conjunto del Instituto Nacional del Patrimonio tunecino (INP) y de la universidad italiana de Sassari ha realizado prospecciones submarinas que han dado con calles, monumentos y sobre todo cerca de un centenar de cubas que servían para la producción de «garum», un condimento a base de pescado que gustaba mucho a los romanos.

«Este descubrimiento nos permite tener la certeza de que Néapolis era un gran centro de producción de garum y de salazón, probablemente el mayor del mundo romano. Y que los notables de Néapolis debían su fortuna al garum», añade Fantar.

El preciado garum, cuyo gusto se parecía al de la salsa de pescado vietnamita, se transportaba en ánforas «que se exportaron a través de la mayor parte del Mediterráneo y que construyeron puentes entre las diferentes ciudades» en la región, según el investigador.

La misión arqueológica comenzó sus trabajos en 2010 en busca del puerto de Néapolis, que fue en sus inicios un enclave cartaginés evocado por el historiador griego Tucídides antes de convertirse en una colonia del Imperio romano. Neápolis no aparece en muchos documentos porque se puso del lado de Cartago contra Roma durante la tercera guerra púnica, entre los años 149 a. C. y 146 a. C., según The Independent.

Durante este verano y gracias a unas condiciones climáticas particularmente favorables a las búsquedas submarinas, los arqueólogos han encontrado cerca de la costa restos de la ciudad que se extienden por 20 hectáreas.

Al seísmo que sufrió en el año 365 d.C. le siguió un tsunami que inundó una parte de Néapolis y las industrias de salazón tuvieron que ser reubicadas.

Fantar cree que hoy «lo más importante no es excavar, sino conservar» estos restos y conservar la zona en «una reserva arqueológica para las generaciones futuras».

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Las muestras arqueológicas marcan la nueva temporada de CaixaForum


Tres muestras arqueológicas, tres. No todo el mundo puede presumir de tener como socios a museos como el British o el Louvre, cuyas colecciones ofrecen inmejorables vistas al pasado. Merece la pena aprovecharlo. Algo así han debido de pensar los responsables de CaixaForum, que en esta temporada han incluido hasta tres muestras arqueológicas, lo que significa un 50% de su oferta. La primera en llegar será ¡Agón! La competición en la antigua Grecia, que actualmente se exhibe en Madrid e ilustra con los fondos del museo británico el arraigado sentido de la competitividad en la cuna de nuestra civilización, no sólo en los torneos atléticos, sino también en las artes o en la vida civil (del 23 de noviembre al 18 de febrero). Músicas en la antigüedad (del 9 de febrero al 6 de mayo) recogerá de la mano del Louvre las últimas investigaciones sobre la música en las civilizaciones antiguas, del Lejano Oriente a Roma, pasando por Egipto y Grecia. Y, ya en junio, el British volverá a Barcelona con su impresionante colección de arte egipcio para viajar por el mundo de los fa­raones. Promete romper muchos mitos.

martes, 5 de septiembre de 2017

Las mujeres, claves en el intercambio cultural en la Edad del Bronce


Al final de la Edad de Piedra y en la Edad del Bronce temprana, las familias se establecieron de una manera sorprendente en el Lechtal, al sur de Augsburgo, Alemania.

   La mayoría de las mujeres provenían de fuera de la zona, probablemente de Bohemia o Alemania Central, mientras que los hombres generalmente permanecían en la región desde su nacimiento. Este patrón llamado patrilocal combinado con la movilidad femenina individual no fue un fenómeno temporal, sino que persistió durante un periodo de 800 años durante la transición del Neolítico al comienzo de la Edad de Bronce.


 Los hallazgos, publicados en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', son el resultado de una colaboración de investigación dirigida por Philipp Stockhammer, del Instituto de Arqueología Pre y Protohistórica y Arqueología de las Provincias Romanas de Ludwig-Maximilians-Universität München, en Alemania. Además de los exámenes arqueológicos, el equipo realizó análisis de isótopos estables y ADN antiguo.


   Corina Knipper, del Centro Curt-Engelhorn para la Arqueometría, así como Alissa Mittnik y Johannes Krause, del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena y la Universidad de Tuebingen, dirigieron conjuntamente estas investigaciones científicas.

 "La movilidad individual fue una de las principales características que caracterizan la vida de las personas en Europa Central, incluso en el tercer y segundo milenio", afirma Philipp Stockhammer. Los investigadores sospechan que desempeñó un papel importante en el intercambio de objetos culturales e ideas, que aumentó considerablemente en la Edad del Bronce, a la vez que promovió el desarrollo de nuevas tecnologías.


MUJERES EXTRANJERAS QUE SE INTEGRARON EN LA COMUNIDAD LOCAL

   Para este estudio, los científicos examinaron los restos de 84 individuos que usaban análisis genéticos e isotópicos junto con evaluaciones arqueológicas. Los individuos fueron enterrados entre 2500 y 1650 a.C. en los cementerios que pertenecían a granjas individuales y que contenían entre una y varias docenas de enterramientos realizados durante un periodo de varias generaciones. "Los asentamientos estaban situados a lo largo de una fértil cresta de loess en el centro del valle de Lech. En Lechtal no existían pueblos más grandes", detalla Stockhammer.


  "Vemos una gran diversidad de linajes femeninos diferentes, lo que pudo ocurrir si con el tiempo muchas mujeres se trasladaron al valle de Lech desde algún otro lugar", señala Alissa Mittnik sobre los análisis genéticos. "Basándonos en el análisis de las proporciones de isótopos de estroncio en molares, podemos sacar conclusiones sobre el origen de las personas y constatar que la mayoría de las mujeres no provenían de la región", indica Corina Knipper. Los entierros de las mujeres no difieren de los de la población nativa, lo que indica que las mujeres anteriormente extranjeras se integraron en la comunidad local.


Desde un punto de vista arqueológico, las nuevas perspectivas demuestran la importancia de la movilidad femenina para el intercambio cultural en la Edad de Bronce. También permiten ver la inmensa extensión de la movilidad humana temprana bajo una nueva luz. "Parece que al menos parte de lo que antes se creía que era la migración por grupos se basa en una forma institucionalizada de movilidad individual", concluye Stockhammer.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Juego de Tronos desentierra Itálica


Itálica tiene una nueva oportunidad para hacerse valer. Ha habido que esperar a la llegada de los americanos para que el público en general gire la mirada hacia este conjunto arqueológico, cuna de los emperadores Trajano y Adriano. Las ruinas forman parte del catálogo patrimonial de la región pero siempre ha desempeñado un papel secundario. Su aparición crucial en Juego de Tronos contrasta con el tibio interés de la ciudadanía y la Administración y su falta de promoción.

La madrugada del pasado lunes, las ruinas de Santiponce protagonizaron gran parte del último capítulo de la séptima temporada de la serie, titulado El dragón y el lobo. En total, sumando las diferentes escenas, Itálica aparece durante 26 de los 75 minutos que dura el episodio, lo que supone una promoción del complejo sin precedentes.

No es la primera vez que Sevilla aparece en esta serie, seguida en todo el mundo. HBO ya situó una escena del segundo capítulo de esta temporada -que se puede ver completa en la plataforma HBO España- en las Reales Atarazanas, aunque su presencia en la pantalla fue mucho menor. Anteriormente, en la temporada cinco, también se rodó en los Reales Alcázares y en la plaza de Toro de Osuna. (¡Atención spoiler! Si no ha visto el capítulo, continúe la lectura en el siguiente párrafo).

La ciudad de Itálica, y, en especial, el anfiteatro romano, recrean las ruinas de Pozo Dragón, un lugar situado en Desembarco del Rey, en el que los Targaryen mantuvieron en cautividad a sus dragones, que fueron consumiéndose poco a poco a causa de este encierro hasta su desaparición. En este punto se produce uno de los encuentros más esperados: Cersei Lannister y Daenerys Targaryen se ven las caras por primera vez. Además, éste es el lugar elegido para la celebración de un importante cónclave en el que la madre de dragones solicita una tregua y la posibilidad de luchar juntos contra los Caminantes Blancos.

(Fin del spoiler) En el complejo arqueológico se produjo la mayor concentración de caras conocidas de Juegos de Tronos hasta el momento. Un total de 17 actores de primer y segundo orden juntos y más de 20 páginas de guión. El rodaje duró ocho días -uno más de lo previsto a causa de la lluvia-, pero el recinto estuvo cerrado al público durante un mes, de mediados de octubre a mediados de noviembre, para los trabajos de montaje, según explica Alejandro Paniagua, guía local de Santiponce.

La grabación se produjo en tres puntos clave: el sendero boscoso situado a la derecha del anfiteatro; el cardo maximus (calle principal) de Itálica, en la que se encuentra la famosa Casa de los Pájaros; y el propio anfiteatro, que acapara la atención del espectador durante casi 22 minutos.

A pesar de que el suelo del cardo maximus lo llenaron de tierra, dejaron al descubierto las piedras originales de la calzada romana que aún se conservan", explica el guía mientras pasea por esta vía. "También se distinguen las bases de las columnas de los pórticos e, incluso, el muro del cementerio de Santiponce, al que colocaron algunas hierbas para disimular. Y en el anfiteatro, colocaron una estructura de metal sobre las gradas, que digitalmente, luego, se convirtió en un dragón".

Sobre el rodaje, Alejandro Paniagua recuerda algunas anécdotas que le "han contado", tal como reconoce, ya que los presentes tuvieron que firmar un contrato de confidencialidad. "Yo me dedico a contar historias. Si firmo eso, se acaba mi fuente de ingresos y cierro el chiringuito", se ríe. El guía, que lleva tres años explicándole a los turistas la historia de Itálica, asegura que una noche un dron sobrevoló las ruinas para grabar el despliegue, hecho que fue denunciado posteriormente. "El dron tenía un foco tan potente que iluminó todo el anfiteatro", comenta.

Para evitar a los curiosos, se valló todo el recinto y se colocaron lonetas. El complejo estuvo cerrado durante un mes, no se permitieron visitas, y todo a coste cero. Esto suscitó cierta polémica. La Junta de Andalucía, administración de la que dependen las ruinas, decidió ceder gratis el recinto, alegando que la promoción que esta serie iba a dar a Itálica era suficiente beneficio. A esto se suman las criticas a la administración andaluza por no aprovechar la emisión del capítulo para impulsar este monumento. Ni en la web ni en las redes sociales de promoción turística de la Junta se ha hecho mención a este tema en las últimas semanas.

"Es lamentable que Itálica haya aparecido como un escenario clave en una de las series más vistas de todos los tiempos a nivel mundial y que no exista el más mínimo cambio y que la Junta actúe como si no hubiera pasado nada", declara un turista gaditano mientras contempla el anfiteatro. "Podrían haber aprovechado la oportunidad en términos publicitarios y, sin embargo, no se ve ninguna campaña en los medios", continúa. "No significa que haya que convertir esto en un parque temático de Juego de Tronos, pero sí se podría utilizar como gancho para atraer a otro tipo de públicos y contar la historia de Itálica y su relevancia para Sevilla, España y Europa en general".

El séptimo y último capítulo de la séptima entrega de Juego de Tronos ha batido todos los récord de audiencia. Se trata del episodio más visto de toda la historia de la serie, que a su vez es la más vista de la cadena de cable HBO. Sólo en Estados Unidos, en su primer pase, reunió a 12,1 millones de espectadores, a lo que se suman los visionados de los usuarios de la plataforma HBO (16,5 millones de espectadores en la noche del domingo).

Alejandro Paniagua reconoce que, desde la emisión de este capítulo, ya han acudido a las ruinas algunos turistas preguntando por los lugares en los que se rodaron las escenas. De hecho, el guía poncino está preparando una actividad especial y el próximo 9 de septiembre a las diez de la mañana realizará la primera visita guiada por Itálica dedicada a Juego de Tronos.

Son las once de la mañana y apenas hay una docena de turistas en el recinto de 49 hectáreas. Es temporada baja. La entrada es gratuita y a los visitantes no se les entrega ningún tipo de folleto ni mapa a la entrada del recinto. "¿Gratis?", se sorprende un joven gallego tras cruzar la puerta. "Me parece bien, pero no pasaría nada por pagar uno o dos euros para invertirlos en el complejo. Después viajamos a Europa y pagamos por todo".

Tres chicas aprovechan la presencia del guía para pedirle que les tome una foto delante del foso en el que se rodó una de las escenas. "No había venido antes. Reconozco que es una vergüenza vivir a 10 minutos en coche y venir después de haber visto la serie", comenta una de las jóvenes. "Creo que esto le va a pasar a muchas personas, sobre todo, a la gente joven. Pienso que es una oportunidad para impulsar Itálica".

El recinto cayó hace unos años del segundo al tercer puesto de la lista de los monumento dependientes de la Junta de Andalucía más visitados, situándose tras la Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba. Anualmente, acuden unas 150.000 personas, según datos de la Consejería de Cultura, muchos de ellos escolares. "Si no fuera por los colegios, no sé qué haríamos", comenta el guía Alejandro Paniagua. "Los fines de semana hay más gente fuera, en la acera de enfrente, comiendo en las ventas, que aquí dentro. Es una pena".

José López, ex alcalde de Santiponce y actual portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, advierte de la falta de inversión para el mantenimiento del recinto, la eliminación de barreras arquitectónicas y la mejorara de la señalización. No sólo la cartelería del interior se encuentra en mal estado, también la mayor parte de las indicaciones que hay en la carretera, muchas de ellas descoloridas y desgastadas. "Hemos sufrido etapas lamentables por la falta de personal. La falta de vigilantes, por ejemplo, impide que el Teatro Romano y el mirador estén abiertos de forma permanente al público. No se pueden visitar", comenta López.

"Hace falta dinamizar el lugar. No basta con decir eso está ahí y quien quiera que venga a verlo", se queja el político. "Este lugar necesita unas condiciones mínimas si se quiere conseguir que Itálica sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco", cuyo proyecto de candidatura promueve La Unión Cívica del Sur (Civisur). "He visto al propio director de Itálica quitar hierbajos y hacer de vigilante. Cosas así no pueden ocurrir", matiza López.

El gran favor que le ha hecho HBO a Itálica desenterrándola apenas ha suscitado reacciones políticas. La única alusión llegó el viernes de la mano del consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que señaló que la aparición de las ruinas en la serie "debe ser una apuesta para seguir con vistas al futuro", y recordó que la primera vez que Sevilla fue set de rodaje de Juego de Tronos, hubo un aumento de las búsquedas de vuelos a Sevilla de más del 100% y un repunte en las visitas del 40%. Estas declaraciones las realizó durante la presentación a los medios de los nuevos mosaicos de las Casas del Planetario y Los Pájaros, descubiertos gracias a una inversión de 400.000 euros, cinco días después del estreno del capítulo.

HBO empezará a rodar la octava y última temporada en octubre y, aunque la productora no lo ha confirmado aún, varias fuentes apuntan a que las cámaras volverán a Sevilla para rodar en las Reales Atarazanas y en Itálica en marzo.

domingo, 3 de septiembre de 2017

La Vanguardia:Descubren en Luxor “una de las mayores necrópolis”


Los secretos del antiguo Egipto siguen desafiando a la humanidad. Esta vez, un nuevo descubrimiento ha vuelto a poner Luxor en el mapa actualidad. El gobernador de la ciudad, Mohamed Badr, y el ministro de Antigüedades de Egipto, Khaled Al-Anani, anunciaron este domingo el descubrimiento de una nueva necrópolis arqueológica.

Por el momento, no se ha dado muchos detalles, pero se sabe que el nuevo cementerio es “todavía más antiguo e histórico que el cementerio de Osrahat”, descubierto por un grupo de arqueólogos el pasado mes de abril. En un comunicado de prensa, Anani ha explicado que el gobierno revelará nuevos detalles sobre este descubrimiento en una rueda de prensa el próximo 9 de septiembre.

El jefe de la Agencia de Antigüedades de Luxor, Mustafa Waziri, ha asegurado que esta nueva necrópolis contiene 1.400 estatuas de diferentes tamaños, así como ataúdes con sus respectivas momias.

Waziri también ha comunicado que la mayoría de los objetos encontrados, poniendo especial énfasis a las máscaras halladas en las tumbas, conservan los colores preservados durante miles de años. De esto modo, ha recalcado el buen estado de conservación de dichos elementos.

sábado, 2 de septiembre de 2017

ABC:Salen a la luz nuevos mosaicos en Itálica, los «más importantes de la Península»


La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha destinado 400.000 euros a los trabajos de recuperación y preservación en el conjunto arqueológico de Itálica en Santiponce, uno de los más importantes de la Península-, que han permitido sacar a la luz nuevos mosaicos en las Casas del Planetario y Los Pájaros.

A día de hoy, existen al descubierta una treintena de mosaicos de valor «incalculable» que «demuestran el valor de Itálica en el Imperio Romano», cifra que la administración pretende duplicar en los próximos años -hay muchos que aún están ocultos-, según ha precisado en declaraciones a los periodistas en el conjunto, donde ha rendido este viernes una visita al lugar de trabajo, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que ha agregado que estas labores «representan un importante esfuerzo» en poner al servicio de la ciudadanía el «enorme» patrimonio que atesora el recinto.

Los trabajos han permitido recuperar y hacer visibles varios mosaicos en estas dependencias del conjunto, así como mejorar la presentación museográfica, su accesibilidad y comprensión, eliminando barreras, disponiendo pavimentos y drenajes, lo que ha permitido abrir nuevos espacios a la visita pública.

Dichos mosaicos son «quizás los más importantes de la Península Ibérica». Datan del siglo II, de la época de Adriano, y permiten comprobar «cómo vivían los ciudadanos de Itálica: los visitantes pueden constatar de manera fidedigna y con mucha concreción cómo era la vida en una casa romana al principio de nuestra era».

Vázquez, que ha estado acompañado en la visita por la alcaldesa de Santiponce, Carolina Casanova, y el director de Itálica, Antonio Pérez, ha puesto el acento en que «desde hoy están al descubierto algunos de los mejores mosaicos de la Península Ibérica».

«Estamos comprometidos con nuestro patrimonio, con cuidarlo, conservarlo y revitalizarlo», ha indicado el titular de Cultura, que ha añadido que «para el Gobierno andaluz es fundamental velar por transmitir nuestro patrimonio histórico a las generaciones que vendrán para que sirva como fuente de riqueza; lo hacemos pensando en el futuro, invirtiendo para que esta riqueza perdure en el tiempo».

Anfiteatro
El titular autonómico de Cultura ha explicado que «Itálica aún atesora un impresionante legado que vamos descubriendo y poniendo en valor, y cada vez es mayor la atracción que despierta entre el público general y el especializado». Anualmente, el conjunto arqueológico recibe más de 150.000 visitantes al año y en estos momentos Itálica acoge dos proyectos de investigación y ahí realizan 'in situ' sus prácticas alumnos de máster y grado de varias titulaciones.

La intervención se ha llevado a cabo por tres restauradores desde el verano de 2014: en este periodo se ha desarrollado una labor «exhaustiva», descubriendo centímetro a centímetro y dedicando una media de seis a ocho meses a cada mosaico. El más pequeño en los que se ha trabajado tiene 20 metros cuadrados, mientras que el más grande es de casi 50 metros cuadrados.

Junto a esta actuación objeto de la visita, cabe destacar una próxima intervención en el conjunto arqueológico para la recuperación del extremo occidental del anfiteatro y la ladera adyacente, con objeto de garantizar la conservación de las estructuras y de facilitar la visita pública de estos espacios al completo, con una inversión próxima a los 500.000 euros.

El fenómeno «Juego de Tronos»
Vázquez ha recordado que el anfiteatro está de actualidad por el hecho de que recientemente se ha emitido el último capítulo de la séptima temporada de la serie de TV 'Juego de Tronos', fenómeno audiovisual a nivel mundial, en el que el recinto ha albergado la que quizás constituya la secuencia más larga hasta el momento, con un momento tan «emblemático» como el encuentro de los principales personajes en el espacio conocido como Pozo Dragón, otrora lugar de acogida para los dragones de la dinastía Targaryen.

«La serie ha supuesto que sólo en esa madrugada más de 16 millones de telespectadores pudieran conocer la espectacularidad de Itálica: debe ser una apuesta para seguir con vistas al futuro», se ha congratulado el consejero, que recuerda que la primera vez que Sevilla se prestó a ser lugar de rodaje de 'Juego de Tronos' ello supuso un aumento de las búsquedas de vuelos a Sevilla de más del 100 por ciento, así como un repunte en las visitas del 40 por ciento.

viernes, 1 de septiembre de 2017

La Vanguardia:Cerveza en las meriendas infantiles y otras curiosidades de la alimentación en el Antiguo Egipto


En el Antiguo Egipto los niños tomaban cerveza para merendar, existían más de 50 panes diferentes con usos diversos y fue entonces cuando se comenzó a elaborar horchata.

Son algunas de las curiosidades que se explican en “El Banquete Eterno” una actividad que cada viernes organiza el Museo Egipcio de Barcelona para mostrar la gastronomía de esta cultura (con degustación de platos incluida). Una de sus responsables, Núria Castro, egiptóloga especialista en vida cotidiana del antiguo Egipto, explica a La Vanguardia algunos datos curiosos.

Una cultura muy preocupada por su salud

Los faraones eran auténticos foodies. La comida era algo importantísimo para ellos y no solo apreciaban las cualidades gustativas de lo que se llevaban a la boca, el componente saludable era crucial.

“Contrariamente a las épocas de Grecia y Roma, cuando se comía sólo por placer, los antiguos egipcios apreciaban la comida sabrosa, pero también saludable. Tenían muy claro que la buena salud dependía de la alimentación”, cuenta Castro a Comer.

Locos por el pan

El pan era una de las bases de la dieta de los egipcios. “En el imperio antiguo se han contabilizado hasta 20 tipos diferentes de pan y en el imperio nuevo hasta 50. Dulces, salados, panes rellenos, panes para los días de trabajo, panes para las meriendas infantiles…”. Tenían un tipo de pan para cada ocasión.

Cerveza para mayores y pequeños

¿Y las bebidas? La cerveza era la más popular del antiguo Egipto. Así como el vino se guardaba para las grandes ocasiones y solo podían tomarlo las clases más pudientes, la cerveza estaba al alcance de todos. “La tomaban hasta los niños más pequeños. Había una cerveza especial, que se tenía que tomar a cucharadas y era habitual en las meriendas infantiles”, explica la egiptóloga.

Todo lo que vuela, a la cazuela

Esta frase hecha parece inventada por los faraones. La base de su alimentación eran las legumbres, los cereales y la fruta, pero también tomaban proteínas en forma de carnes y pescado de río. Entre las carnes, las más comunes y apreciadas, eran las aves. “La gente con más capacidad económica del antiguo Egipto tomaba buey, pero casi todo el mundo se podía permitir comer aves. El pato y la oca eran considerados casi tan exquisitos como la carne roja de vacuno”.

Cocinaban o preparaban esas carnes de formas diversas. “Cazaban con redes los pequeños pájaros que acudían a picar los frutos del campo y se los comían fritos. También asaban ya aves “a l’ast”, insertadas en un palo y dándoles vueltas sobre el fuego. La salazón o el secado al sol eran maneras de conservar estas carnes”.

Pescados, solo de río

“No comían nada procedente del mar. Era una especie de tabú: se creía que todo lo que venía del mar era malo”, explica Castro a La Vanguardia.

La mitología cuenta que Osiris, el dios de la fertilidad, fue asesinado por su hermano Seth, quien lanzó al río Nilo sus restos mortales en pedazos para que los comieran los cocodrilos. Según la leyenda, los reptiles no quisieron tomar los despojos sagrados de Osiris.

La excepción fue un pez, el oxirrinco, que se comió el pene de Osiris. Por eso durante miles de años, los egipcios rindieron culto a los cocodrilos y evitaron comer pescado. La gran mayoría de la población tomaba sobre todo tilapia y perca del Nilo, muy presentes en las representaciones gráficas de la época.

Frutas y verduras... dulces

Los antiguos egipcios eran muy golosos, apreciaban mucho las frutas más dulces. “Comían muchas uvas y dátiles que consideraban exquisitos como prototipo de lo dulce. Les gustaban mucho los higos, pero también las manzanas, la sandía, el melón...”.

Los egipcios y la miel

Como buenos golosos, adoraban la miel. “En el predinástico y las dos primeras dinastías se trataba de abejas salvajes africanas, así que ser apicultor era una profesión de riesgo extremo. La miel era un producto muy valioso, costaba exactamente su precio en oro”.

Cuenta Nuria castro que “a partir de la tercera dinastía, algunas familias empezaron a tener colmenas de abejas, domesticándolas, y por tanto el precio de la miel bajó y se convirtió en un alimento más asequible”.

Higiene llevada al extremo

Hablar de las costumbres de la mesa en el Antiguo Egipto es hablar de higiene extrema. “Eran patológicamente limpios. Se lavaban los dientes y las manos... ¡antes y después de cada comida!”. Detestaban el aliento matinal, recién levantados. “Aunque se cepillasen los dientes notaban que persistía esa desagradable sensación, así que llamaban al desayuno el perfume de la boca. Era lo que les ayudaba a eliminar definitivamente ese aliento matinal”.

El próximo viernes día 1 de septiembre a las ocho y media de la tarde, el Museu Egipci de Barcelona acoge una nueva edición de “El Banquete Eterno”.

jueves, 31 de agosto de 2017

ABC:Recuperan una lápida romana robada en el Monasterio de San Ginés de la Jara


El Gobierno ha recuperado una lápida romana con la inscripción «C·NVMISIVS·C», de uno de los miembros de una importante familia de la Cartago Nova, del siglo I, que fue arrancada entre finales de 2005 y principios de 2006 de uno de los muros del Monasterio de San Ginés de la Jara (Cartagena).

En un comunicado, el Gobierno murciano ha señalado que hace varios meses, técnicos de la Dirección General de Bienes Culturales y agentes de la Guardia Civil recibieron las primeras informaciones sobre dónde podría hallarse esta pieza expoliada, que ha sido recuperada esta mañana.

La pieza, que desde al menos el siglo XIX estaba incrustada en uno de los muros del monasterio, ha sido trasladada al Museo Arqueológico de Murcia para poder ser evaluada.

martes, 29 de agosto de 2017

ABC:Octavio: el «hijo» de Julio César que aplastó a Marco Antonio y al Egipto de Cleopatra


Fue en aguas griegas -frente a la costa de Epiro- donde Octavio (quien más tarde fue conocido como Augusto) escribió para siempre su nombre en la Historia gracias a la victoria sobre Marco Antonio y Egipto en la memorable batalla de Actium (31 a.c)

El que fuera reconocido por el mismísimo Cayo Julio Cesar como hijo adoptivo tenía-gracias a esta épica victoria- vía libre para poder ostentar todo el poder en el que fue el mayor imperio de la antiguedad. Tras largos años en los que tuvo que lidiar con los asesinos de su padre y compartir el poder con Antonio y Lépido por fin había alcanzado el lugar que -en su opinión- le correspondía como descendiente del caído imperator.

Esta es la historia de cómo un joven con genio -pero carente de grandes habilidades militares- logró convertirse en el primer emperador de Roma.

La sangre del padre

La pugna entre Augusto y Marco Antonio tuvo su origen en el magnicidio en los Idus de marzo (15 de marzo del 44 a.C) del victorioso dictador Cayo Julio César. Como explica Pilar Fernández Uriel en «Historia Antigua Universal III: Historia de Roma», los perpetradores del asesinato (el cual fue llevado a cabo en el mismo Senado) fueron incapaces de predecir el resultado de su atentado contra la vida del que fuese «imperator» de las Galias.

Es necesario explicar, en lo que a la labor de César se refiere, que los extensos territorios bajo el control de Roma requerían un cambio en el sistema político con respecto a la fórmula republicana, cuya reinstauración era el prinicipal objetivo de los magnicidas. Como expresa Fernández Uriel, la transformación iniciada por el victorioso imperator no llevaba necesariamente a la imposición de una monarquía (la cual además constituía un delito sagrado). Simplemente, el momento reclamaba la instauración de una figura fuerte y capacitada en lugar de que el poder estuviese repartido entre las distintas familias patricias.

Al mismo tiempo, la plebe romana tampoco acogió el asesinato con satisfacción. No en vano, Cesar había llevado a cabo varias reformas que le habían granjeado buena fama entre el «populus». Fue así como el intento de volver a lo que, ya desde inicios del siglo I a.C, se consideraba una forma de gobierno caduca acabó por explotarle a los asesinos en la cara.

Cuando se producía el asesinato de César, el joven Octavio (su hijo adoptivo posteriormente conocido como Augusto) se hallaba fuera de Roma. Estaba en Apolonia, donde recibía formación militar junto a quien sería su mayor sustento y más destacado oficial en el futuro: el héroe de Actium, Marco Vipsanio Agripa.

Marco Antonio (sobrino y lugarteniente del difunto Julio que, a posteriori, fue el máximo rival de Octavio), supo aprovechar la defunción del otrora imperator de las Galias. Como señala Pierre Grimal en «El Siglo de Augusto», en la sesión del Senado del 17 de marzo -tan solo dos días después de que se llevase a cabo el atentado- el militar y político se opuso enérgicamente a la propuesta de conceder honores excepcionales a los asesinos, a los que por otra parte mantuvo sus cargos. También logró que se respetase la obra de gobierno de César, incluso los proyectos que aún no tenían fuerza de ley.

Los homicidas -como afirma el historiador Gonzalo Bravo en «Historia del Mundo Antiguo:Una introducción crítica»- no asistieron a la sesión ya que sabían que sus acciones no contaban con el beneplácito de gran parte del Senado. Además, gracias a la habilidad de Antonio -que consiguió mediante su panegírico en los funerales de César dirigir el odio del pueblo contra los asesinos- se acabó con cualquier posibilidad de volver a la situación anterior al gobierno del imperator.

Sin embargo, no todo fueron buenas noticias para el lugarteniente de César. Octavio (heredero legítimo) supo hacerse con la lealtad de gran parte del ejército y de la mayoría de los partidarios del difunto gobernante. El objetivo era ser reconocido como el más indicado para ocupar el puesto vacante de su padre adoptivo. Mientras tanto, Antonio, logró convencer al Senado de que le otorgase el gobierno de la Galia por un espacio de cinco años.

El Triunvirato
Como explica Bravo en su obra, los sucesos del año siguiente (43 a.C) fueron claves para la evolución posterior. Antonio se decidió a marchar contra el magnicida Décimo Bruto sin contar con la aprobación del Senado, que envió tras él al mismísimo Octavio y a los cónsules Hirtio y Pansa. Fue en Mutina (Módena) donde tuvo lugar el choque entre los dos ejércitos.

Pese a la victoria de las tropas senatoriales, el lugarteniente del extinto César logró huir y unirse a las tropas del general Lépido en la Galia. Aun así, el resultado de la pugna fue sumamente beneficioso para las aspiraciones de Octavio quien, tras la muerte en combate de Hirtio y Pansa, no tenía que compartir la gloria con nadie. Al mismo tiempo, su control del Norte de Italia a raíz de su triunfo en la campaña suponía un enorme peligro a ojos del Senado. Ante la negativa a la solicitud del joven heredero a prorrogar su consulado, este decidió marchar sobre Roma y ocuparla.

Una vez forzó su elección y la de Quinto Pedio como cónsules, Octavio tomó una serie de disposiciones de suma trascendencia que fueron el embrión del posterior Triunvirato. Como explica Bravo, promulgó la «Lex Pedia», mediante la cual se declaraba la guerra abiertamente a los asesinos de César y a Sexto Pompeyo (hijo de Pompeyo Magno y oficial de la flota romana). Al mismo tiempo, ponía punto y final a la enemistad senatorial con Antonio y Lépido. Esta medida fue tomada fruto de la necesidad, ya que -como afirma Fernández Uriel- ambos contaban con la lealtad de los ejércitos provinciales.

La paz entre los tres militares tuvo lugar en las cercanías de la ciudad de Bonomia (Bolonia) en noviembre del 43. Nacía de este modo el Triunvirato, conocido erróneamente -según explica Bravo- como el Segundo Triunvirato. Tras alcanzar el acuerdo se procedió a una división de los territorios romanos entre los integrantes. De este modo, Antonio conservó el gobierno de las Galias, Lépido se hizo con el control de Hispania y la Narbonense y Octavio logró África, Sardinia (Cerdeña) y Sicilia.

Según explica Bravo, fruto de la condición plenipotenciaria de los triunviros se llevó a cabo, en apenas diez años, el asesinato de unos 200 miembros del Senado y otros 2.000 caballeros. Entre estos se encontraban no pocos individuos de suma importancia a nivel histórico, como es el caso del afamado orador  Cicerón (diciembre del 43). También, a partir de este punto, los magnicidas comenzaron a caer poco a poco. En el 42 Antonio logró derrotar a Bruto y Cassio en la batalla de Filipos. Agripa y Lépido hicieron lo propio venciendo a las fuerzas de Sexto Pompeyo en Sicilia (36).

Durante este tiempo -como afirma Bravo en otra de sus obras: «Poder político y desarrollo sociales la Antigua Roma»- Octavio «había restado protagonismo y prestigio político a Antonio». Debido a la necesidad de estrechar lazos entre los triunviros, tuvo lugar en el 40 el matrimonio entre el lugarteniente de César y la hermana del hijo adoptivo: Octavia. También se llevó a cabo un nuevo acuerdo que reformuló el reparto territorial.

A partir de este momento Antonio gobernó en Oriente, Octavio en Occidente y Lépido en África.

En su obra, Grimal afirma que, tras la derrota del hijo de Pompeyo el Grande, Octavio decidió levantar en el interior de Roma un templo a Apolo, a quien consideraba su dios. A este respecto, existía un escandaloso mito en la época según el cual el joven triunviro habría nacido de un abrazo entre su madre -Atia- y la divinidad griega. Esta idea, que rozaba los límites de lo aceptable por la sociedad del momento, nunca habría sido negada por el protagonista.

Antonio, mientras tanto, se instaló en la ciudad de Atenas junto a su esposa Octavia (a la que acabó repudiando al poco tiempo). Como se afirma en la obra «Poder político y desarrollo social en la Antigua Roma», el lugarteniente del difunto César empleó como excusa una campaña contra los partos en el 36 (en la que fracasó dando al traste con buena parte su influencia) para partir rumbo a Egipto con Cleopatra VII. Fruto de su relación con la afamada gobernante ptolemaica tuvo dos hijos.

Señala Fernández Uriel que Antonio «fue atraído enseguida por la vida en la corte y el pensamiento de los antiguos monarcas Ptolemaicos, donde iba asimilando la ideología oriental y transformándose en un monarca helenístico con su aspecto divino». Al mismo tiempo, el heredero militar de César, se dispuso a acometer pactos de vasallaje distintos a los llevados a cabo por Roma.

Octavio no dejó pasar la oportunidad que le brindaba la extranjerización de su rival. Mediante un empleo sublime de la propaganda logró hacer pasar a Antonio por un traidor a ojos del «populus» romano. Con ese fin se hizo con el testamento del consorte de Cleopatra -el cual se encontraba en el templo de las Vestales- y lo hizo público. Según parece -como señalan varios autores- el otrora héroe militar habría puesto por escrito, entre otras cosas, que la capital debía ser trasladada a Alejandría y sus hijos serían los herederos del Imperio. Sin embargo, existe la posibilidad de que este fuese falseado por su enemigo.

En principio Octavio -como señala Víctor San Juan en «Breve historia de las Batallas Navales de la Antiguedad»- no se atrevió a declarar a Antonio enemigo del pueblo romano, pero se decidió a desposeerlo de sus cargos y magistraturas. Se daban de esta forma todas las condiciones para que la ya irremediable guerra entre Roma y Egipto fuese declarada a finales del 32 a.C.

Actium
Como explica Grimal en su obra, con el inicio de las hostilidades culminaba la preparación de Octavio, la cual tuvo como inicio los idus de marzo. De este modo el heredero de César «ya no era un señor tratando de asegurar su dominio sobre el mundo, sino el campeón enviado por los dioses para salvar a Roma y al Imperio».

Parece ser que Antonio y  Cleopatra llegaron a reunir un gran ejército terrestre (San Juan lo cifra en torno a los 80.000 efectivos) así como una enorme flota conformada por unos 500 navíos. Aun así, gran parte de la nobleza romana -que en su momento había apoyado al consorte de de la gobernante egipcia- acabó por abandonarle y unirse a la causa del hijo de César. En este contexto llegamos al inevitable desenlace: la batalla de Actium (2 de septiembre, 31).

El heredero de César, a parte de contar con unas tropas parejas en número y experiencia a las de Antonio, tenía junto a él a uno de los oficiales romanos más reputados y competentes de la historia imperial: Marco Vipsanio Agripa, quien fue el encargado de guiar a los navíos del futuro Augusto en la decisiva batalla de Actium en las costas de Epiro (Grecia)

La victoria marítima del formidable militar ante Antonio y Cleopatra tuvo como resultado el fin de la contienda entre los dos herederos de César. La egipcia partió apresuradamente con sus naves toda vez que la batalla estaba virtualmente perdida. Por su parte, el consorte se dispuso a seguirla con rumbo a las tierras del Nilo. Como explica Bravo, el resto de su flota y ejército se unieron a Octavio, quien ahora contaba con unas 50 legiones.


Fue al año siguiente (agosto del 30) cuando el victorioso heredero llegó a Alejandría acompañado por un gran número de tropas. Ante la negativa de este a llegar a un acuerdo razonable con sus enemigos, Antonio y Cleopatra optaron por el suicidio como la salida más honrosa. No querían convertirse en el «triunfo vivo» de su rival.